¿Cómo es útil el asesoramiento para el síndrome de fatiga crónica?

CFS/ME (Síndrome de Fatiga Crónica/Encefalomielitis Miálgica) es una condición neurológica crónica que afecta a 250.000 personas en el Reino Unido. Se cree que una proporción significativa de las personas diagnosticadas con covid prolongado en realidad pueden tener EM/SFC, por lo que este número puede ser sustancialmente mayor.

El SFC/EM es una enfermedad física, no una afección de salud mental, entonces, ¿qué papel tiene el asesoramiento para ayudar a las personas que la padecen?

¿Cómo puede ayudar la consejería?

Para muchas personas diagnosticadas con EM/SFC, el inicio de su condición puede significar sentimientos relacionados con la pérdida. A menudo asociamos la pérdida y el duelo con la pérdida de un ser querido, pero en realidad experimentamos los mismos sentimientos y pensamientos con otros tipos de pérdida. La aparición de ME/CFS puede provocar múltiples pérdidas a la vez: de salud, de la capacidad de hacer cosas que son importantes para la persona y, a veces, de independencia. Ser incapaz de hacer cosas que la persona con EM/SFC anteriormente disfrutaba o daba por sentadas puede ser particularmente difícil. A medida que una persona acepta su EM/SFC, puede darse cuenta de que sus esperanzas para el futuro pueden no ser posibles con su condición, y esto puede exacerbar los sentimientos de pérdida.

Estos sentimientos a menudo continúan ocurriendo repetidamente a lo largo de los años de vivir con EM/SFC a medida que la persona continúa enfrentándose a cosas que ya no puede hacer. Esto puede afectar particularmente a las personas más jóvenes con la afección que experimentan que sus compañeros logran hitos de crecimiento y nuevas experiencias que ellos no pueden. La consejería puede ser un espacio para explorar estos sentimientos de duelo y pérdida.

A veces, vivir con EM/SFC puede generar sentimientos de ira, resentimiento y envidia, especialmente cuando los compañeros están haciendo cosas que la persona con EM/SFC desearía poder hacer. Estas emociones pueden ser difíciles de expresar con familiares y amigos, especialmente porque algunas de estas emociones se consideran menos ‘aceptables’ socialmente, por lo que una persona imparcial como un consejero puede ayudar. Todas las emociones son bienvenidas en la terapia.

ME/CFS es una condición invisible, donde la mayoría de los síntomas no son obvios para los demás. A menudo, las personas con EM/SFC se enfrentan a “pero no pareces enfermo” y variaciones de esto. Esto puede parecer increíblemente invalidante y, si se experimenta repetidamente con el tiempo, puede acumularse y ser perjudicial para el bienestar de la persona. No es raro que los profesionales médicos descarten o minimicen los síntomas de las personas con EM/SFC, lo que puede ser traumático. La consejería puede ser útil como un espacio para explorar los sentimientos relacionados con estas experiencias y buscar formas de responder a quienes minimizan la condición.

A menudo, el sentido de identidad de las personas en la sociedad occidental puede basarse en lo que hacen, por ejemplo, su trabajo, sus pasatiempos, sus logros. A menudo, estas actividades se pierden al inicio de la EM/SFC, y eso puede conllevar una pérdida de identidad. En nuestra cultura tendemos a valorar la productividad, por lo que verse forzado a la falta de productividad puede afectar la autoestima de una persona. El papel de una persona en relación con los demás puede cambiar drásticamente cuando tiene EM/SFC, en particular si anteriormente había sido muy independiente y ahora depende del cuidado de los demás, y esto puede afectar la identidad y la autoestima. En el asesoramiento, se puede explorar esta pérdida y cambio de identidad, y se puede formar una nueva identidad y sentido de identidad.

Algunos consejeros tienen capacitación y comprensión de las técnicas de estimulación y manejo de la energía. Estos consejeros pueden usar técnicas más orientadas al entrenamiento para apoyar a una persona con EM/SFC con los elementos prácticos para manejar su condición. Esto puede incluir educación sobre el manejo de la energía y la implementación de cambios en el estilo de vida y objetivos para ayudar a vivir bien con EM/SFC.

Ocasionalmente, las personas con EM/SFC desarrollan procesos de pensamiento como respuesta a su condición que contribuye a comportamientos que exacerban los síntomas de EM/SFC. Aunque estos pensamientos no son la causa de los síntomas de EM/SFC, identificar los vínculos entre las emociones, los pensamientos y el comportamiento puede ayudar a garantizar que no sea un factor que exacerbe los síntomas.

Para algunas personas, el trauma y los problemas de salud mental son factores subyacentes en el desarrollo de su EM/SFC y, por otro lado, la aparición de EM/SFC está asociada con el desarrollo de depresión y ansiedad. La mente y el cuerpo están inextricablemente vinculados, por lo que la salud mental y la salud física se afectan profundamente entre sí. Prestar atención a la salud mental y abordar cualquier depresión y ansiedad a veces puede reducir los síntomas de EM/SFC, especialmente cuando los síntomas se cruzan (p. ej., la depresión puede causar pérdida de energía).

Aunque el asesoramiento no puede hacer que ME/SFC desaparezca, puede ayudar a aceptar todas las complejidades de vivir con una afección crónica. La experiencia de EM/SFC de cada persona es diferente, por lo que también variará la forma en que las personas pueden beneficiarse del asesoramiento sobre su EM/SFC. Puede ser de gran ayuda tener apoyo para navegar por las complejas emociones y los cambios que vienen con ME/SFC.

Comparte este articulo con un amigo

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.