Ansiedad vs ansioso – Directorio de Consejería

Hay una línea muy fina entre tener problemas de ansiedad y estar ansioso, pero ambos pueden ser difíciles de manejar a su manera. Una vez que comience a comprender las diferencias, puede tomar decisiones para mejorar su bienestar y seguir adelante.

Estar ansioso es similar a sentirse nervioso y hace que enfrentar las experiencias, particularmente las nuevas, sea difícil y desafiante. La mayoría de las personas se las arreglan cuando se sienten ansiosos y, aunque puede hacer que los latidos de su corazón se aceleren rápidamente, las palmas de las manos sudorosas y una sensación de miedo, generalmente supera los efectos y avanza con precaución, lo que le permite cumplir sus metas y necesidades de una manera más saludable. camino. Brindando la tenacidad para ser más consciente de sí mismo, permitiéndole una sensación de libertad y convirtiéndose en una mejor versión de sí mismo.

La ansiedad tiene un impacto mucho mayor en tu forma de pensar y, por lo tanto, te impide avanzar. Los ataques de pánico, provocados por un miedo profundo, sin duda interrumpirán sus actividades diarias. Cuando las habilidades que usó para la ansiedad ya no funcionan, su cuerpo estará tan abrumado que la respiración se volverá cada vez más difícil, los dolores de estómago pueden paralizarlo y las fobias pueden manifestarse si no se tratan.

Lidiar con el trastorno de ansiedad general (TAG) supera a su cuerpo y mente y se acumula en un momento dado y, por lo general, sin previo aviso.

Buscar asesoramiento le permite superar su ansiedad y le brinda espacio y tiempo personal para ayudarlo a tomar conciencia de sus sentimientos implícitos que inconscientemente hacen que sus ataques de ansiedad sean frecuentes e interfieren con su vida. A menudo no reconocemos por qué tenemos ansiedad porque podría haber una experiencia pasada que haya creado tal miedo, nuestras mentes usan mecanismos de afrontamiento inútiles para manejar.

Estar ansioso es una respuesta natural a las experiencias nuevas o aterradoras, pero generalmente encontramos el coraje para continuar a pesar de la preocupación y, por lo general, nos sentimos más fuertes y felices por ello. Nuestros cuerpos responden a la ansiedad por desencadenantes y nuestra respuesta de lucha o huida es la forma en que reaccionamos, por lo que ser conscientes de nosotros mismos nos ayuda a regular nuestro miedo y seguir adelante.

Sin embargo, cuando el miedo se vuelve demasiado abrumador para enfrentarlo, podemos retirarnos para protegernos. Pero, desafortunadamente, ya no tenemos el control de nuestras emociones y acciones, lo que nos deja en un estado vulnerable. La mente es una herramienta poderosa, pero aprender a manejar nuestros propios pensamientos y sentimientos nos permite adaptarnos y ser quienes realmente queremos ser.

La consejería ofrece un entorno seguro para ayudar a procesar y comprender el núcleo del problema, que oscurece sus pensamientos y le impide prosperar. Desarrolla su autoestima y ofrece herramientas y habilidades para equiparlo para manejar sus abrumadores patrones de comportamiento.

Tu recuperación te permitirá crecer y ser consciente del valor de tu moral, tus valores y tu valía y te brindará el apoyo y la guía para enfrentar tus demonios y descartar los ataques de ansiedad de una manera saludable.

Estar ansioso es normal, pero la ansiedad puede gobernar tu vida e inhibir tu crecimiento. Comuníquese y consulte con un consejero para cambiar su forma de pensar y ser quien quiere ser.

Comparte este articulo con un amigo

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.